Loading...

Follow Gestión - Millennials on Feedspot

Continue with Google
Continue with Facebook
or

Valid

 

Sebastian es socio y novio de la conocida figura pública peruana Natalia Merino. Siempre de perfil bajo es el encargado de gestionar y construir -en duo- la marca Cinnamon Style. Además de su socia mantiene un equipo que trabaja arduamente para crear experiencias fuera de lo digital, que es donde todo empezó. Esta es la historia de un amante del cine que decidió poner en pausa su plan de vida soñado por una genial oportunidad de negocios que brotó en sus últimos ciclos de universidad. ¡Lea!

 

¿Cómo definiría su trabajo en Cinnamon Style?

Mi trabajo está muy ligado a la gestión de marketing, relación directa con clientes, diseño de estrategias y desarrollo de proyectos en digital. Cada vez que me reúno con un nuevo cliente empiezo por cuestionar sus objetivos, investigar sobre su marca e indagar sobre su esencia.  Solo de esa manera podemos comprender en equipo de qué manera contribuir con su crecimiento y posicionamiento.

¿Cuál es el siguiente paso?

Luego de entender sus necesidades desarollamos una estrategia que puede estar compuesta por acciones tácticas, campañas de mediado plazo o alianzas de largo aliento. Siempre cuidamos que todo lo que hacemos se encuentre dentro del núcleo y la identidad de Cinnamon Style.

¿La plataforma digital Cinnamon Style es el único lugar donde trabaja?

¡Sí, y aún le faltan horas a mi día para terminar todo lo que tenemos sobre la mesa!

Cuando empezamos Cinnamon Style estaba terminando mi octavo ciclo en la universidad y tenía todo encaminado para ser director de cine. De hecho, el cine fue y es mi pasión desde que tengo uso de razón. Aunque siempre tomé muy en serio el crear y desarrollar Cinnamon Style, sabía que no quería dejar de lado el cine, pero la verdad todo pasó muy rápido y antes de lo que imaginaba no había terminado mi noveno ciclo en la Universidad y ya teníamos proyectos grandes con contratos firmados que demandaban de mi tiempo, esfuerzo y concentración. Definitivamente vi una oportunidad y puse en pausa mi camino en el cine, algo de lo que no me arrepiento. Estoy feliz de haber elegido este camino aunque el cine es algo que no he descartado y tengo presente en desarrollarlo cuando llegue el momento indicado.

¿Alguna vez trabajó en otro lugar?

Hice prácticas en América Televisión pero desde que salí de la Universidad trabajé de lleno en Cinnamon Style.

¿Qué estudió y cómo se relaciona su carrera con lo que hace hoy? ¿Tomó estudios adicionales para realizar el trabajo que tiene hoy?

Estudié Comunicaciones en la Universidad de Lima y como comentaba estuve tan concentrado en el cine que tomé todos los electivos de audiovisuales que tuviera mi facultad. Nunca me imaginé estar en el rubro en el que estoy hoy en día, incluso recuerdo que cuando estaba en la universidad los cursos de Marketing todavía no tocaban lo digital,  y si lo hacían era de una manera muy superficial. Fue por eso que el 2015 tomé un diplomado en Marketing Digital en la Universidad del Pacífico, ahí pude aprender herramientas del mundo digital que aplico hasta el día de hoy.

¿Cree que es importante tomar alguna especialidad pronto luego de estudiar un pregrado?

Siempre es bueno especializarse en un tema y creo que siempre podemos aprender algo nuevo. Yo pienso que uno nunca deja de aprender, no sólo en los estudios, sino en la cancha. Soy muy creyente de que el gran porcentaje de lo que he aprendido a la fecha se ha dado con experiencias, prueba y error, metidas de pata… entre otras cosas. Eso sí, no desmerezco las instituciones educativas, son la base.

¿Qué reto afronta al trabajar con su novia?

Es muy difícil saber diferenciar en qué momento somos novios y en qué momento somos socios, creo que ese es el mayor reto. Cuando empezamos todo era más sencillo pero a medida que pasa el tiempo y las decisiones a tomar son más importantes, el tema se complica. Sin embargo y felizmente Nati y yo nos entendemos muy bien, sabemos que Cinnamon Style funciona por cómo nos complementamos; respetamos mucho nuestras opiniones. ¡Es un sentimiento de satisfacción muy grande cuando vemos hacia atrás y entendemos todo lo que hemos construido juntos!

¿Alguno de sus amigos tiene un trabajo similar al suyo?

Amigos que hemos hecho en el camino dentro de este rubro sí, pero no son la mayoría. Emprender es algo que veo cada vez más y me parece increíble, si pudiera recomendarle algo a todas las personas que tengo de mi edad y menores sería que en algún momento trabajen en un emprendimiento propio. Se aprende muchísimo y construyes algo por ti mismo.

¿Cuándo comenzó a entender lo rentable que puede ser el mundo digital?

Fue puntualmente en lo que hacemos hoy. Lo entendí cuando vi la influencia que tenía sobre las ventas de una marca la comunicación que hacíamos en nuestras plataformas. A los 4 meses de empezar con Cinnamon Style nos escribió una marca de zapatos ofreciendo unos de regalo para Natalia a cambio de una publicación en lo que ese entonces era el “blog Cinnamon Style”. Recién empezábamos y cobrar por una publicación no estaba en nuestros planes.

¿Qué hicieron entonces?

Tomamos las fotos, subimos el post al blog y resultó muy positivo en visitas, comentarios y likes. No sabíamos el otro lado de la acción hasta que la marca nos escribió a las dos semanas para hacerlo nuevamente pero esta vez con otro par de zapatos; en ese momento le pedimos a la dueña de la marca una reunión para conversar más a detalle nuestra alianza con ella y ahí nos comentó que había agotado todos las unidades de ese modelo en 3 días. Supimos que había una buena posibilidad de negocio en lo que estábamos haciendo.

¿Cuál fue el insight oficial de esa reunión?

Entendimos que la comunicación asertiva en digital – cuando es genuina  y proveniente de una persona con credibilidad- tiene un efecto sobre las ventas mucho más positivo que la de un anuncio publicitario en una revista o medio tradicional.

¿Qué planes tiene a futuro con Cinnamon Style?

Cinnamon Style se ha convertido en una marca con la que podemos desarrollar una serie de proyectos que poco a poco vamos trabajando. Siempre supimos que queríamos ir por más y que crear el blog era solo el inicio de algo increíble. Queremos seguir desarrollando nuestra línea de productos Shop Cinnamon Style, en la que nos enfocamos en la calidad de nuestras piezas y en trabajar con proveedores 100% peruanos. Asimismo estamos planeando el Cinnamon Fest 2019, con la experiencia de la primera edición este año y muchas cosas por mejorar sabemos que la edición 2019 será un gran éxito. Por otro lado no queremos dejar de lado el contenido digital y las campañas y alianzas con las marcas con las que trabajamos. Queremos afianzar relaciones a largo plazo, en lugar de tener 200 acciones puntuales en el año buscamos proyectos más a largo plazo y menos cantidad de acciones.

¿Cree que el mercado peruano responde bien a su oferta de contenido con Cinnamon Style?

Creo que es bastante exigente pero al final del día nuestro contenido es muy bien recibido porque se trabaja con mucho esfuerzo y dedicación. Nos gusta ver cada detalle y estar detrás de cada campaña en la que trabajamos. Natalia llega al público de una manera increíble, ella conecta porque nunca deja de ser quien es y quienes la conocen personalmente dan fe de eso. Nunca construimos un personaje o una historia ficticia para vender algo en redes sociales, quienes siguen a Nati y Cinnamon Style pueden ver el camino de lo que hacemos con total transparencia.

¿Considera que tiene mucha competencia?

Creo que siempre hay competencia y es algo sano, pero también creo que hemos logrado diferenciarnos en nuestro rubro al llevar Cinnamon Style a consolidarse como una marca que se desarrolla en diversos ámbitos y sale de digital cada vez más. Respeto muchísimo el trabajo de quienes trabajan en lo mismo que nosotros porque sabemos todo lo que esto conlleva, pero hoy en día estamos enfocados a desarrollar más líneas de negocio y diferenciarnos con un universo diferente. Buscamos profesionalizarnos en algo que muchos toman como un hobby.

¿Cómo logra sortear los viajes casi mensuales que tienen?

La gran mayoría de los viajes que tenemos son gracias a las marcas con las que trabajamos y nos invitan a vivir experiencias con ellos para realizar proyectos fuera de Perú. Sabemos que a través de experiencias se puede contar la historia de una marca con mucho mayor efectividad.

¿Cuál es la importancia de tener una oficina?

¡Es muy importante! Es tener un espacio de orden y de trabajo en el que puedes concentrarte y desarrollar estrategias de una manera más eficiente. Nosotros no sabíamos lo que significaba esto hasta que la conseguimos en Enero de este año. Siento que hubo un gran cambio, en casa o en cafés (como trabajábamos anteriormente) existían muchas distracciones que hacían que nuestro trabajo se prolongue innecesariamente.
¿Cómo disfruta Lima? 

Disfruto mucho de la gastronomía en Lima. Nati y yo somos de conocer restaurantes nuevos o bares. Estamos mucho tiempo en la calle. Eso sí, preferimos quedarnos en casa antes de asistir a un evento un día de semana.

La entrada Sebastian Guerrero: “Buscamos profesionalizarnos en algo que muchos toman como un hobby” aparece primero en Millennials.

Read Full Article
Visit website
  • Show original
  • .
  • Share
  • .
  • Favorite
  • .
  • Email
  • .
  • Add Tags 

Ariana dejó su carrera en Odontología por crear una marca de accesorios con su propio nombre. Hoy, no hay matrimonio en Lima al que falten un par de sus aretes. El showroom habilitado para la marca se da abasto justo para atender a su creciente cantidad de clientas y en esta entrevista se revela cómo la marca que ha logrado posicionarse por encima de muchas en no poco tiempo. A punto de tener su primer bebé, Ariana nos cuenta todo. ¡Lea!

¿Qué fue lo primero que diseñó?

Cuando tenía 12 años hice mis primeros diseños, unos ganchos bordados a mano para el pelo. Tuvieron mucho éxito en mi colegio, la experiencia me marcó bastante y hasta madrugaba para terminarlos.

¿Cómo estableció su metodología de diseño antes de crear Ariana Santillana?

Mi primera carrera fue Odontología, pero entre ciclo y ciclo o en el verano siempre volvía al diseño y a la moda. Luego me di cuenta que eso era lo que disfrutaba y lo que quería hacer, así que entré a distintos cursos y a la carrera de arte. Encontraba más tiempo para disfrutar y crear lo que quería y así seguir con lo que siempre me llamó la atención. Al inicio diseñaba en la cocina de mi casa donde tenía mi mini taller si es que se puede llamar taller, luego bordaba y experimentaba. Hasta el día de hoy me encanta eso, encontrar mi espacio y tiempo casi a diario donde plasmo mi cabeza y luego con la ayuda del equipo volver esos bocetos una realidad.

 

¿Qué fue lo que le hizo trabajar por su cuenta?

Mientras estudiaba, producía cosas para mi pero  cuando las usaba, mis amigas me las quitaban prácticamente. Recuerdo que en el verano llevaba cosas para vender a la playa y eran un éxito. Fue en ese entonces que comencé a intuir que podía dedicarme a eso o en todo caso, diseñar para alguien.

¿Cuál fue el paso definitivo?

Llegaba de terminar un curso en Nueva York  y me di con la sorpresa de que operarían a mi mamá de algo grave. Yo quería estar con ella el mayor tiempo posible y al estar ella en reposo en cama comencé a trabajar en mi casa a su lado. Al poco tiempo la sala de mi casa se volvió un mercado de aretes y comenzó la marca oficialmente.

¿Qué la diferencia de la competencia?

Pensamos siempre en nuestras clientas y en que puedan marcar la diferencia cuando usan nuestros diseños. Queremos que se sientan especiales, distintas al resto.  Creamos muy poca producción de cada diseño, trabajamos con mucha pasión  y dedicación para seguir superándonos.

¿Qué es lo que más le cuesta?

Disfruto tanto de esto que no lo veo un negocio, sino una pasión. Me involucro muchísimo en el proceso de cada pieza. Hasta el día de hoy superviso, diseño y busco los materiales adecuados para cada par de aretes. Me encanta experimentar e innovar, buscamos crear tendencias.

¿Estuvo siempre segura de seguir su pasión para diseñar?

No puedo decir que siempre estuve segura que me podría dedicar al diseño, mi decisión de estudiar odontología es claro ejemplo de ello. Mis ganas de experimentar o crear volvían recurrentemente, cuando era chica tuve algunos miedos pero nunca nada me pudo frenar. Me alegro mucho de haber tomado las decisiones para dedicarme a lo que realmente me apasiona.

¿Qué factor fue clave en su desarrollo personal?

Hice gimnasia artística de alta competencia casi 12 años de mi vida. La rutina de mi vida fue muy feliz pero muy dura durante esos años. Hoy en día sólo agradezco esas experiencias y formación que me dio tanto la gimnasia como el apoyo de mi familia.  Lo que más destaco es la dedicación, disciplina y perseverancia.

¿Cuál fue su role-model? ¿Alguna persona que admire?

Creo que no tengo un  role-model definido que admire.  En cada etapa de mi vida me he encontrado con personas que siento que pueden haber dejado una huella en mi como hermanos, amigos o incluso mi esposo. Tuve la suerte de crecer admirando a mis padres quienes balanceaban de una manera excelente la dedicación y apoyo hacia sus hijos  y el trabajo. ¡Siempre con una sonrisa y apoyo incondicional!

 

¿Considera que el mercado valora lo que usted produce?

Felizmente el mercado peruano valora cada vez más el diseño y los productos hechos a mano. Las redes sociales también nos ha permitido llegar a otros mercados y hemos exportado a Centroamérica y Estados Unidos  recurrentemente, en donde se valora bastante los diseños únicos hechos a mano. Lo que nuestras clientas disfrutan sin lugar a duda es la actitud y pasión que se transmite en cada una de nuestras piezas.

¿Trabajó en oficinas alguna vez?

Practiqué en oficinas y fábricas relacionadas a la moda cuando era chica, siempre tuve la curiosidad de saber cómo era ese mundo. Cuando estaba por dejar la carrera de Odontología, decidí practicar para así estar segura de mi decisión, lo cual lo confirmé en muy poco tiempo. Iba y salía con sonrisa de oreja a oreja.

¿Considera que obtuvo fama rápida?

No siento que la marca haya llegado a la fama aún. Ni bien si siento que es más reconocida volteo y veo que aún hay mucho por hacer, es un ciclo y eso me entusiasma bastante. Nuestro esfuerzo y trabajo se ve recompensado con cada vez más clientas que se identifican la actitud que transmitimos.

¿Se considera una figura pública?

Para nada, de hecho es un reto para mi manejar que la marca sea mi nombre propio. Al estar en un mercado chico y de nicho, aún no considero que me haya convertido en una.

¿Cómo definiría su estilo de vida en Lima?

Tengo un estilo de vida sano, activo, y lleno de retos. Pronto seré madre por primera vez, con lo cual empiezo una nueva gran etapa de madre y empresaria. Seguramente será un periodo de mucha inspiración. Me enfoco en ser feliz junto a mi familia y amigos. Lo importante es sumar experiencias que me permitan seguir creciendo personal y profesionalmente.

 

 

 

 

 

 

La entrada Ariana Santillana: ” Mis ganas de experimentar o crear volvían recurrentemente” aparece primero en Millennials.

Read Full Article
Visit website
  • Show original
  • .
  • Share
  • .
  • Favorite
  • .
  • Email
  • .
  • Add Tags 


Kevin Bandin Rosales va maquillando para varios de los mejores editoriales de la ciudad. Empezó de manera autodidacta y a su corta edad se ha profesionalizado al punto de ser un favorito para los más entendidos de moda en Lima. A pesar de su notable perfil en el mundo académico decidió concentrarse en su pasión y relata lo aprendido en lo que parece ser solo el inicio. ¡Lea!

 

¿Le costó mucho esfuerzo ser el primer puesto de su clase?

Lo suficiente. El único curso que me hacía problema era Trigonometría pero con suficiente esfuerzo lograba alcanzar la nota que quería para aprobar.

¿Quién le enseñó a ser tan disciplinado en los estudios?

Aprendí solo a ser así de aplicado. Si quería llegar a donde quería debía esforzarme mucho, lo tenía claro desde niño.

¿Qué nivel de experiencia tiene maquillando?

No quisiera sonar pretencioso, pero tengo un nivel muy bueno. Me considero un profesional y un artista en lo que hago, me apasiona mucho mi trabajo.

¿Qué fue lo que más le costó aprender para maquillar correctamente?

¡A veces pienso que acumulé conocimiento de otras vidas! Es extraño pero siento que cuando tengo las herramientas correctas en mis manos puedo lograr lo que sea al maquillar.

¿Cuáles fueron las trabas más difíciles al inicio?

Definitivamente la edad. La gente me ve joven y les causa un poco de miedo que no sea profesional.  Todo cambia cuando trabajan conmigo la primera vez. Pienso que la edad no debería distorsionar la noción de profesionalismo de nadie.

¿En que momento tuvo clientes que valoraban su trabajo?

Desde el inicio me gustaba ver cómo las chicas que maquillaba no se querían quitar el maquillaje después de las fotos, en serio les gustaba y eso me hacía muy feliz. Luego cuando ya entré más en moda pude ver cómo las marcas y la gente dentro de esta industria valoran el buen trabajo de un artista.
¿Cuál es la meta para un make-up artist?

La mía es llegar a maquillar para revistas como King Kong Magazine o Dazed And Confused; diseñar maquillaje para pasarelas o campañas de marcas como Kaimin, Iris Van Harpen, Balenciaga, etc.
¿Cree que en la ciudad hay lugares para volverse un especialista en esto?

Creo que no las hay. No existe una buena escuela de maquillaje en Perú, menos una donde se enseñe maquillaje para trabajar en moda. Hay escuelas donde enseñan bien en cuestión de técnica o para maquillaje performático o social solamente…

Sé que estudiar derecho fue una decisión que abandonó incluso al haber entrado a la universidad. ¿Qué pasó?

Ingrese por notas a varias buenas universidades pero al final me di cuenta que no era lo mío. Sabía que no iba a ser feliz porque realmente no me apasionaba y yo no quería ser esa persona. Mi idea era vivir satisfecho con lo que hiciera y felizmente encontré mi pasión. Vivo muy agradecido y feliz por eso, se que no muchos en el país tienen esa oportunidad.
¿Cómo es su estilo de vida en Lima?

Bastante tranquilo a decir verdad, me gustan las buenas fiestas, aunque no salgo mucho. Me encanta la moda definitivamente, así que ya te imaginarás que si hay algo que siempre estoy haciendo es comprando ropa, compro bastante diseño peruano, me alejo del retail. Además trato también de tener un estilo de vida sano, como saludable y hago ejercicios cada vez que me da el tiempo.

La entrada Kevin Choi: “La edad no debería distorsionar la noción de profesionalismo de nadie” aparece primero en Millennials.

Read Full Article
Visit website
  • Show original
  • .
  • Share
  • .
  • Favorite
  • .
  • Email
  • .
  • Add Tags 

 

Laura es una verdadera pasajera de la vida. Ha pasado por muchas experiencias antes de poder confirmarse como artista y comenta en esta entrevista los pasajes de su vida que la ayudaron a esclarecer su pasión. Disfruta de una vida saludable y no deja de experimentar técnicas y lienzos para sus creaciones. Confiesa que las redes sociales la han ayudado mucho pero destaca que no hay nada como el boca a boca. ¡Lea!

 

¿Cómo define su vida laboral hoy?

No podría definir mi vida laboral como algo fijo, siempre hay muchos cambios y los proyectos son distintos. Lo que tengo claro es que hago lo que me gusta y aquello no lo definiría como trabajo, siento que no laboro realmente…

¿Cuántas veces cambió de rumbo para definir su especialidad?

Muchas veces.

Antes de terminar el colegio ya me había graduado como orfebre, entonces me dediqué a la joyería durante un tiempo, luego decidí estudiar diseño de moda, pero antes de terminar me di cuenta que quería ser artista. En ese entonces la moda no me soltaba, fui la única finalista sudamericana de la competencia internacional Arts of Fashion en el 2008, eso me hizo pensar que debía terminar mi carrera.

¿Qué hizo al terminar de estudiar diseño de moda?

Trabajé como asistente de reconocidas diseñadoras peruanas antes de sacar mi propia marca de ropa y zapatos.

¿En qué momento empezó a modelar?

Me dediqué al modelaje un par de años ya que un amigo mandó mis fotos sin avisarme al reality show Peru´s Next Top Model. Llegué a la final, lo que me permitió tener más alcance y lograr que más personas conozcan mi trabajo. Además de modelar también maquillaba profesionalmente y era profesora de ilustración en la UPC. Tuve incluso un blog llamado Orgánica, donde compartía paso a paso mis recetas y tips saludables. Creo que tuvo buena acogida.

¿Se sentía abrumada por la cantidad de cosas que hacía?

Sí, estaba abarcando mucho, debía elegir una cosa y enfocar toda mi energía en ello. Elegí ser ilustradora de moda y eso me llevó a trabajar con marcas como Absolut, Guess, Banana Republic, BMW y más.

¿También hace tatuajes?

Sí. Es solo un cambio de lienzo lo que define ilustrar, pintar o hasta hacer tatuajes. Me considero una artista que experimenta pero artista al fin.

¿Cuál es su especialidad?

El retrato realista con grafito y plumones es algo que me encargan mucho pero como te cuento, siempre experimento nuevas técnicas y lienzos. Ahora ado especializándome en pintura con óleos.

¿Cree que su crecimiento personal estuvo ligado a su crecimiento profesional?

Definitivamente escoger trabajar en lo que a uno le apasiona es un riesgo que requiere mucho valor, confianza y seguridad. Busco siempre mirar dentro de mi sin reprimir emociones; trato de liberarlas y vivirlas para que no sean un bache en mis relaciones de todo tipo.

¿Qué fue determinante en su crecimiento personal además de su trabajo?

Las terapias espirituales como Reiki, Constelaciones Familiares, Meditación, Ayahuasca y otras son experiencias que iluminaron mi mente y fortalecieron mi espíritu con resiliencia. Mi crecimiento personal se resume en equilibrio y ese equilibrio que involucra cuerpo, mente y espíritu me ayuda a crecer profesionalmente.

¿Siempre contó con el apoyo de su familia?

Al principio se preocuparon porque para ellos era importante la idea de mantener un empleo fijo y trataron de convencerme para hacer ambas cosas a la vez, pero yo sabía que debía enfocarme plenamente en un solo tema y desarrollarlo con toda la energía puesta en ello. Creo que cuando uno es honesto consigo mismo todo fluye y así sucedió. Apoyaron mi decision y ahora se sienten orgullosos de mi.

¿Cuándo descubrió su pasión?

Mi pasión siempre estuvo presente. Quizá tomé caminos más largos pero todo fue perfecto y el conocimiento me dio una mejor y más amplia visión. Recuerdo cuando abría una revista de moda y lo único que veía era la ropa, con el tiempo empezaba a ver el maquillaje, luego las luces, luego la composición, los colores y así mientras más aprendía, más veía. El aprendizaje constante es importante a lo largo de nuestras vidas.

¿Qué elementos son clave para mantenerse saludable?

Tengo la suerte de poder dormir donde sea y cuando quiera, eso es clave. Además hacer deporte como salir a correr o practicar yoga mantienen mi mente estable y mi cuerpo fuerte.

¿Cómo hace para divulgar tu trabajo?

Lo que me ayudó mucho desde el inicio hasta el día de hoy fueron mis redes sociales. Son una herramienta que permite llegar a muchas personas en el mundo y ponerte en contacto con diferentes marcas o artistas. Encuentras gente que realmente aprecia tu trabajo, son ventanas abiertas a oportunidades.

 ¿Siente que su trabajo como artista está bien valorado en el Perú?

Siento que aún no llego a las personas que aprecien el detalle de mi trabajo y lo consuman tanto como quisiera. Al no venir de una escuela de arte se me hace más difícil por los contactos y por ello siento que las redes son mis aliados. Dejo que el de boca a boca haga lo suyo mientras disfruto el camino.

¿Qué retos afronta en su día a día?

Es complejo calcular el valor de mis trabajos ya que cuando hago una pieza siempre termino haciendo más de lo que estaba en el  presupuesto. Quiero que luzca increíble porque además de cumplir, mi nombre estará ahí.

¿Cómo definiría su estilo de vida en Lima?

Realmente disfruto de lo que Lima tiene para mi. Siempre encuentro algo que hacer como salir a galerías, disfrutar del cine en las calles y hacer las compras de la semana en la bio feria.

La entrada Laura Cuadros: “Estaba abarcando mucho, debía elegir algo y enfocar toda mi energía en ello” aparece primero en Millennials.

Read Full Article
Visit website
  • Show original
  • .
  • Share
  • .
  • Favorite
  • .
  • Email
  • .
  • Add Tags 

 

Macarena está a punto de ser mamá al momento de la entrevista. Ella se confiesa más emocionada que nerviosa y responde todas las preguntas con normalidad. A sus 26 años ha creado MAB After School como la herramienta ideal para el aprendizaje a conciencia. Le apasiona la educación a pesar de haberse graduado de la carrera de publicidad y afirma que nunca deja de estudiar algo nuevo relacionado a lo que más le mueve. ¡Lea!

¿Cómo empezó su afán por la educación?

Una tía en la playa me dijo que mi primo necesitaba ayuda con varios cursos y si le podía repasar. Acepté feliz y mientras le dictaba clases en la terraza de la casa los demás papás empezaron a pedirme que ayudara a sus hijos también. El hecho se extendió a mi vida de regreso en Lima y fue tal la acogida que mi mamá decidió darme el garage de abajo para instalar a los chicos.

¿Hubo resultados en las notas de los niños?

Sí, claro. Cada vez más mamás me empezaron a llamar para dar clases.

¿Cómo manejaba sus tiempos con sus horarios de la universidad?

Iba con mi carro de casa en casa y llegó un punto en el que dictaba 40 horas a la semana. ¡Imagínate! Era una chica que estudiaba Publicidad y tenía que guardar tiempo para todo.

¿Por algún motivo no estudió Educación?

La carrera de Educación era muy tradicional, no iba conmigo para nada. Decidí que si tanto me interesaba, luego haría una maestría o un diplomado. Además la carrera de comunicaciones iba bastante con mi personalidad.

¿Alguna vez trabajó como publicista?

Sí, claro. Decidí pasar por una agencia de publicidad, ya que era lo que estaba estudiando y tenía que probar. Entré a la agencia Mayo y mi entonces jefa me dijo que me lance a hacer lo que de verdad quería. Cinco días después estaba repartiendo flyers de MAB.

¿Cómo llega el nombre?

Son mis iniciales.

¿Cuál fue el costo de oportunidad de esto?

En ese momento, salir de la agencia de publicidad.

¿Tenía la idea clara de lo que iba a hacer?

Lo único que sabía era que la educación me apasionaba pero que no quería hacer un nido o un colegio o una típica academia. Mi meta era crear algo que tuviera mi idea o mi propia filosofía de educación.

¿Cuántos años tenía cuando empezó MAB?

Tenía 21 años y estaba en el segundo año de universidad.  Estudiar y trabajar fue duro esa época; pero nunca cancelaba una clase en MAB para estudiar antes de un final en la universidad.

¿Cómo fue al inicio? 

A veces me acostaba a las 3am y tenía clases a las 7am.

¿Cuánto tiempo tiene ya MAB?

Ya tiene 4 años pero yo vengo haciéndolo durante 13 años, más de una década.

¿Hizo alguna especialidad luego de su carrera como publicista?

Hice un diplomado en Neuro educación en Cerebrum, estoy haciendo una maestría en Education Leadership y tengo una certificación en Inteligencia Emocional también.

¿Cómo hizo el plan de negocios?

Nunca tuve uno. Simplemente hacía las cosas y avancé poco a poco con todo. Nunca hice una proyección de ingresos siquiera para pensar si era rentable o no. Ahora las hago, pero al inicio fue todo empírico.

¿Qué es lo que enseña?

Lo académico típico y cosas nuevas. Por ejemplo, en vacaciones damos talleres de reciclaje, ingeniería, arte y más. ¡A veces mezclamos cosas como matemáticas con cocina!

¿MAB tiene un método?

Somos muy observadores y tenemos un psicólogo en cada cede.Creo que el nivel de personalización que le damos a cada clase es fuerte. Hablamos mucho con los papás y a veces el asunto no solo es que su hijo no es bueno en matemáticas sino que por ejemplo es tímido y no levanta la mano para preguntarle cosas a su profesora.

¿Cómo se siente en relación a los colegios?

Somos sus aliados. Nos sentimos así.

¿Qué pasa en los colegios que no todos aprenden igual?

Es imposible que a una clase de 30 chicos se les enseñe lo mismo y que todos aprendan igual. No hay manera, todos empiezan de distintos puntos de partida y encima todos aprenden de forma distinta.

¿Cómo es la comunicación dentro de MAB?

Todos nos llamamos por nuestro nombre. No hay “profe” propiamente, es un trato muy horizontal.

¿Cada cuánto hablan con los padres?

Hay un reporte de cada día que vienen sus hijos. Sentimos que es parte del valor agregado porque estamos convencidos de que la educación es integral. No hacemos magia, solo le brindamos recursos y herramientas para que los niños aprendan mejor. Siempre decimos que todo se debe complementar en casa.

¿Cuál es la recurrencia de asistencia ideal?

Es imposible saberlo si no conocemos al niño, no hay combos armados, cada niño funciona de manera distinta y particular.

¿Cuál es la principal dificultad con la educación de los niños hoy?

Entre muchas, el nivel de estrés que ponen los papás.

¿Cuántos locales tienen?

Cuatro. En Villa, La Molina, Chacarilla y Miraflores. Las oportunidades van llegando de pronto…

¿Qué considera importante para los educadores en Lima?

Lo más importante es respetar los distintos talentos y entender que cada uno tiene el mismo nivel de importancia. Lo clave es educar para la vida y para solucionar el mundo de verdad, no para un examen solamente.

 

 

 

La entrada Macarena Arribas: “Me apasiona la educación” aparece primero en Millennials.

Read Full Article
Visit website
  • Show original
  • .
  • Share
  • .
  • Favorite
  • .
  • Email
  • .
  • Add Tags 

 

Lorena Salmón ha hecho toda una carrera en el mundo editorial. Ha creado un blog, ha escrito columnas de opinión en los mejores medios, ha dirigido un programa de TV y también ha escrito un libro para aprender a buscar la felicidad. Hoy es experta en yoga y dirige la comunidad “Que Seas Muy Feliz”. ¡Aquí algo de su historia!

¿Alguna vez imagino que escribiría un libro?

No, la verdad nunca lo pensé. Empecé a hacerlo porque ya había empezado a usar “Que seas muy feliz” como una plataforma para la gente, entonces se volvió una comunidad de consejos, dudas y experiencias con un potencial interesante. Cada vez que comentaba una experiencia personal la gente respondía y entre todos tratábamos de resolver el conflicto que bien podría estar en la vida de cualquiera.

Me gustó eso de unir a la gente y me decían constantemente que escriba un libro. Al final me di cuenta que el libro ya estaba prácticamente hecho…

¿Cuánto tiempo trabajó esto?

Estuve haciéndolo un año entero y se publicó en Octubre del año pasado. Espero que finalmente funcione como un compendio de herramientas y experiencias que nos sirvan a todos en situaciones reales.

¿Qué opinó su esposo?

¡Mi marido me dijo que él no era para nada el público objetivo! Lo abrió, no lo terminó y sentenció que no era para él. Pensaba que era para gente con el corazón roto y no es así. Lo puede leer cualquiera.

¿Usted es feliz?

La mayoría de la gente piensa que yo ya soy feliz y que tengo todo lo que quiero. En realidad tengo los problemas que pasamos todos, creo que lo extra conmigo es que he aprendido a evitar en algo el drama y sé abrazar cada momento.

¿Cómo se definiría en pocas palabras?

Soy vital y llena de energía pero tiendo a irme a la melancolía rápidamente. Desde siempre ando buscando herramientas que me manden al otro lado; me siento y soy una curiosa absoluta en búsqueda de la felicidad.

¿Le gustaba su trabajo en Belcorp?

Antes renegaba del sitio donde estaba siempre pero ahora pienso que mi tiempo en Belcorp fue un increíble, se vive y se respira comunidad; se empodera mucho a la mujer también. Ahora reflexiono que mi personalidad era la que no se adecuaba a estar en una corporación con jerarquías y horarios.

¿Qué hizo al salir de Belcorp?

Hice el blog de moda Fashionjolik con el Diario El Comercio y luego decidí hacerlo por mi cuenta como un negocio. Hace 10 años no existía ni el e-commerce ni los influenciadores, y algunos pocos fuimos los primeros en sentar los códigos de eso.

¿En qué momento decidió dejarlo?

Comencé a sentir una sensación de angustia. Ya había trabajado con todas las marcas, había hecho el blog, escribía mi columna en el diario y hasta tenía un programa de TV. Aún así, por ese camino no me sentía 100% satisfecha.

¿Cómo entra el yoga a su vida?

El yoga estuvo presente en todas las etapas. Lo vengo practicando desde el 2003 y me enseñó muchas cosas; mientras fui avanzando en la práctica me dejé de sentir cómoda con el hecho de exponerme tanto. Eso se volvió una lucha diaria…

¿Qué pasó?

Comencé a comprar menos cosas de moda pero tenía una columna de moda al mismo tiempo. Me costaba sugerirle a la gente que compren de más y justo ahí vino la ola de chicas que querían vestirse bien o que se emocionaban al máximo por una cartera de marca. Supe que ya no era donde quería estar, salí.

¿Cómo va “Que Seas Muy Feliz” hoy?

Es una comunidad que ha crecido rapidísimo y le pasan cosas muy extrañas a veces. Hay publicaciones que se vuelven virales sin que me de cuenta y otras que escribo con todo el corazón pero que no llegan a mucha gente. Creo que es un espacio donde muchos se identifican con distintas aristas del ser humano.

¿Cuántas personas están en el equipo?

¡Nadie! Estoy sola yo, moviendo todo.

¿Cómo organiza su vida?

Las mañanas son mi momento de productividad y de máxima inspiración. Me levanto a las 5:50am porque dicto clases de yoga y luego el día corre con varias cosas.

¿Qué personas están más cerca a su vida?

Mi hermana, mi esposo, mis hijos y mis gatos.

¿Qué hace para disfrutar la ciudad?

Me gusta comer y tomar café. Viajo todo lo que puedo durante el año y nos gusta escaparnos aunque sea cerca. Leo mucha ficción y recibo recomendaciones a menudo de mis amigos literatos. ¡Puedo acabarme libros en dos días!

¿Qué es lo último que ha leído?

Una novela que se llama “Más respeto que soy tu madre”. Es de un periodista argentino Hernán Casciari que hizo este blog online haciéndose pasar por una ama de casa de 50 años y tres hijos. ¡Me pasé todo el último viaje muriendo de risa con ese libro!

¿Y quién espera que lea su libro?

Me gustaría que lo lea alguien que no necesite que sienta algún tipo de ayuda. De repente una niña de 15 años, a punto de empezar a tomar las decisiones importantes a su edad.

 

La entrada Lorena Salmon: “Soy una curiosa absoluta en busca de la felicidad” aparece primero en Millennials.

Read Full Article
Visit website
  • Show original
  • .
  • Share
  • .
  • Favorite
  • .
  • Email
  • .
  • Add Tags 

 

 

Alessandra Sala es dueña de D’Sala Café. Su sueño empezó luego de tener su primer hijo y no ha parado desde entonces. Recuerda en esta entrevista su paso por la fotografía, sus individuales, su aventura al volverse mamá en los últimos años y los detalles que hacen sus días tan agitados. ¡Lea!

¿Cómo fue la experiencia de hacer su propia individual?

Estaba con el corazón roto y para mi la fotografía era muy terapeutica. Me encerré mucho en ese primer proyecto y sucedió desde la primera vez que entré a la Clínica Italiana; me sentía como ese lugar y no pare de ir de día o de noche hasta tener las fotografías que yo creía suficientes para la muestra. De hecho nunca pensé hacer una exposición pero al enseñarles las fotografías a Cecilia Gonzales le encantó y todo arrancó vuelo.

¿Qué elementos fueron determinantes?

Para mi la escenografía. Sabía que era igual de importante que el arte en sí, no quería que fuera en una galería de paredes blancas porque no iba con lo que yo sentía. De hecho, en el momento de las fotos escuchaba música que le di a un pianista para que la tocara mientras ocurría la exposición. Buscaba una crear una experiencia completa.

¿Qué buscaba transmitir?

Quería que al entrar, la gente entendiera la desolación que yo sentía en ese momento.

¿Fue su única exposición?

No. Después hice otra que se llamó “Tras el telón” con la Municipalidad de San Isidro. Esa iba sobre la “doble cara” de la gente en la ciudad.

¿Ojos que no ven corazón que no siente?

Eso. ¡Quería desenmascarar eso un poco!

¿Qué tipo de fotografía la define?

Me gusta aquella en la que puedo entrar a fondo y eso implica dedicarle mucho espacio mental. Cada exposición era un hijo prácticamente.

¿Ha dejado de hacer estas exposiciones?

Sí… decidí formar mi propia familia.

¿Cómo define su profesión?

Digo que soy fotógrafa principalmente.

¿Qué es D’Sala café?

Es un emprendimiento que nace de cero. Abrí un café porque me encanta y además era la cosa que más compartía con mi papá desde que era niña.

¿Qué es el café para usted?

Disfruto lo que está detrás de eso en realidad. La idea de siempre conectarse y crear conversación a través de una taza de café es algo que experimenté de primera mano en el primer local que tuvimos. Era pequeño pero vimos cómo clientes que llegaban solos se hacían amigos entre ellos. ¡Se crea como una comunidad!

¿Cuáles han sido los retos al ser mamá y tener el emprendimiento?

Mi vida es casi un circo. A veces siento que estoy haciendo todo mal pero hago lo mejor que puedo. Creo que el principal reto es el tiempo y como mamá soy bastante involucrada con mis hijos. De hecho, integro mucho a mis hijos en mi vida, los traigo a la cafetería y el mayor a veces ayuda a moler café.

¿Pensó alguna vez en estudiar alguna carrera alineada a los negocios?

Empecé estudiando Administración pero luego de nivelación sabía que no era lo mío. Decidí salir de Lima y fui a Barcelona; ahí retomé mis estudios de administración y luego estudié fotografía.

¿Cómo tomó la decisión de estudiar fotografía formalmente?

Creo que en esa época Barcelona me impulsó a hacerlo porque ahí la fotografía no era un hobby. Era una profesión.

¿Se puede vivir de la fotografía?

Sí, pero hay que ser muy disciplinado. Y realmente, con tanta tecnología muchos pueden tomar una buena foto. Ver que por $50 le dan el trabajo a otro es fuerte.

¿Pone sus piezas en los D’Sala Café?

Tengo varias expuestas pero no quiero que todas sean mias tampoco… . ¡Hay tanta gente trome! Jenny Woodman por ejemplo…

¿Suele comprar arte?

Mi esposo y yo somos coleccionistas de fotografía.

¿Cómo disfruta su estilo de vida en Lima?

Trabajo un montón. Mi rutina son mis hijos y adoro estar con mi familia. Salimos a comprar al mercado, cocinamos en casa y si salgo a comer me gusta La Gloria. Si no tomo café en mi cafetería caigo en Bottega Dasso porque me gusta el ambiente y tienen también buen café. Carnaval para tomar un trago y para comer Osaka.  Me gusta ir al mercado de productores los fines de semana.

¿Cuál es el plan a futuro?

Quizás mudarnos a otra ciudad. ¡De repente Londres!

 

 

 

 

La entrada Alessandra Sala: “Integro mucho a mis hijos en mi vida” aparece primero en Millennials.

Read Full Article
Visit website
  • Show original
  • .
  • Share
  • .
  • Favorite
  • .
  • Email
  • .
  • Add Tags 

 

 

Lara Webb descubrió que el movimiento y la danza sirven de verdadera terapia personal. Fue explorando su cuerpo y estudiando sus movimientos para encontrar una respuesta a estar ganas de moverse que permanecían en ella desde que era chica. Luego de trabajar en instituciones como MATE o el IFC, Lara sigue maniobrando sus horarios para perfeccionar su técnica. ¡Lea!

 

¿Cómo entró al mundo de la danza?

Lo primero que conocí fue terapia de artes expresivas en TAE Perú donde crean terapias individuales y grupales para sanar a las personas e iluminar tensiones que pudiera tener. De hecho a veces el psicoanálisis es lo más común, pero vía terapias de arte salen cosas inconscientes también. Los terapeutas acompañan a la persona en ese camino en el que se expresa.

¿Es que todos somos artistas?

De manera tradicional el arte parece reservado solo a los que se dedican a ser artistas. Lamentablemente esto corta el flujo creativo del resto de personas que tienen una capacidad creativa inmensa. Todos podemos crear, todos somos artistas.

¿Qué impacto ha tenido conocer estas terapias en su vida?

Siempre he tenido una energía que busca moverse. Desde pequeña he tomado clases de baile pero también he tenido siempre el otro lado de la cabeza que se desarrolla bien académicamente. En mi desarrollo universitario pasaba muchas horas sentada estudiando, pero mi cuerpo sentía la necesidad de moverse.

¿Cómo identificaba esa necesidad?

Quería conocer mis músculos, activar funciones y entender patrones de movimiento que llevaba dentro pero que no exploraba por mis rutinas diarias.

¿Qué le hizo volver a la danza formalmente?

Al salir de la universidad no me sentía tan a gusto con las opciones obvias de ir a trabajar en una empresa, entonces empecé a retomar mis cursos de danza.

¿En qué momento cambió todo?

Fue cuando estaba trabajando en el MATE que entré a clases de Preparación Física para la Danza. Yo hace tiempo que no movía un dedo pero quería bailar danza contemporánea. Estas clases fueron perfectas en ese entonces porque hacia entrenamientos de flexibilidad y fuerza para predisponer mi cuerpo a poder bailar. Aprendí muchos conceptos ahí durante 6 meses y fue después que entré a danza contemporánea y ballet propiamente.

¿Qué pasó?

Nada. Me di cuenta que era feliz. ¡Era totalmente feliz!

Montaba bicicleta por El Olivar para ir a la clase y también ahí entendía que al elegir estar en movimiento realmente me renovaba y veía mis problemas desde otro enfoque. Descubrí un mundo que estaba ahí pero que no estaba viendo.

¿Pasó por este proceso sola?

Sola. De hecho jalé a varias amigas por momentos pero luego siempre quedaba yo sola.

¿Cuál fue el siguiente paso?

Cuando ya estaba trabajando por proyectos en el IFC, decidí usar todos mis ahorros y apliqué a un curso de tres meses en Nueva York. El tiempo pasó volando y me quedé seis meses allá, de verano ya invierno.

¿Qué aprendió en ese viaje principalmente?

Logré desarrollar técnica en danza porque bailaba pero no sabía controlarlo bien.

¿Qué planea con todo lo aprendido?

Compartirlo. A mi me ha servido de terapia tanto para encontrarme como para sanar cosas que me estaban molestando. Me interesa crear algún emprendimiento social para fortalecer la confianza de la mujer a través del movimiento y la expresión.

¿Le gustaría vivir fuera de Lima de nuevo?

Sí, me gustaría ir a Australia a seguir estudiando. Siento que el estilo de vida de allá va mucho conmigo porque hay toda una tendencia de vivir sano y bien en el momento. Hay cosas que siento que me atraen a Lima como mis dos gatas y el mar porque corro tabla. De hecho vivir en Lima es un lujo si te gusta correr tabla.

¿Su familia entiende sus desiciones?

Me apoyan 100%. Siento que estarían más felices si estuviera en una planilla corporativa a futuro pero valoran mucho lo que hago. Estoy agradecida por la educación y los viajes que hice, todo eso me hace pensar que las cosas son posibles y de lo único que dudo es de mi misma. De todos modos pienso, “si esa es la única duda, entonces adelante”.

 

 

 

La entrada Lara Webb: “Mi cuerpo sentía la necesidad de moverse” aparece primero en Millennials.

Read Full Article
Visit website
  • Show original
  • .
  • Share
  • .
  • Favorite
  • .
  • Email
  • .
  • Add Tags 

 

Gerardo es arquitecto y curador de arte. Estudió en Lima y luego en Londres, lo que le permitió tomar una postura global sobre lo que le apasiona. De regreso en la capital, fue curador consultivo de ART LIMA 2018 fue y busca concretar su rol como curador explorando las nuevas iniciativas de la ciudad. ¡Lea!

 

¿Qué opina de Lima?

Lima me parece una ciudad que tiene mucho potencial en cuanto a lo que hago y en cuanto a lo que me gustaría que suceda. Ofrece muchísimo desde todos los elementos que la componen: gastronomía, cultura, arte y más. Soy arquitecto y ahora me dedico a la curaduría.

¿Cómo une ambas?

No dejo de lado las influencias que la arquitectura pudiera tener en mi práctica curatorial. Intento que haya un dialogo constante.

¿Qué cree que hace única esta ciudad?

El caos urbano, la misma arquitectura informal y otras son características que generan una identidad particular, generan contenidos interesantes a desarrollar desde la parte artística.

¿Consideró estudiar arte alguna vez?

Creo que puede ser un punto de debate, pero considero que ser curador se puede comprender y usar con una visión artística también. Es una manera de dialogar.

¿Cree que se debe ser algún entendido en arte antes de estudiar curaduría?

No. En mi promoción de la maestría en Londres todos éramos de distintas disciplinas y eso era lo interesante. De hecho uno de los lineamientos del programa era buscar diversidad de ideas, ahora hay hasta biólogos interesados en esto. El mundo actual no busca curadores que enfrenten el arte desde una vista teórica solamente.

¿Cómo se llamaba la maestría y dónde la tomó?

Curating contemporary art en el Royal College of Art.

¿El mundo sería lo mismo sin curadores?

El rol que tenemos es muy importante en el mundo que vivimos hoy. Ahora hay una mayor comprensión del rol pero no tanto en Perú todavía. Los curadores han sido promotores de las principales bienales, articuladores de las ferias de arte y de grandes exposiciones. De hecho hay “star curators” que han cobrado mucha relevancia internacional.

¿Podríamos definirlos como catalizadores del rubro?

Sí, definitivamente. Sirve como un articulador entre la galería, la obra de arte, el artista, los discursos artísticos, etc.

¿Cómo empieza su vida académica?

Empecé estudiando arquitectura en la UPC y al terminar no tenía claro hacia dónde iba mi trabajo como arquitecto. De hecho sabía que quería acercarme al arte pero no como un artista sino como alguien que activara la escena.

¿Entonces no quería ser ni artista ni galerista?

Exacto, no. Buscaba dinamizar la escena artística.

¿Cómo se sentía en la maestría?

Como un lienzo en blanco. Al no venir del mundo del arte propiamente, no tenía teorías preconcebidas que limitaran mi aprendizaje. ¡Comprendía todo de manera analítica y no sistemática!

¿Qué le hace volver a Lima?

Inicialmente mi paso fue apresurado porque surgió que mi papá cumplía 80 años y como es un artista conocido tenía una exposición en el Museo de la Nación. Vine para apoyarlo en el desarrollo que si bien no fue una curaduría propia, busqué lograr la mayor visibilidad posible.

¿Cuál fue su rol en ART LIMA 2018?

Fui curador consultivo de la feria y además trabajé con la sección de galerías jóvenes. Tuvimos 10 galerías y trabajamos con un grupo selecto para darle plataforma a las nuevas vanguardias. El reto fue ver cómo articularlas a nivel comercial dentro del mercado local.

¿Qué prioridades cree que tiene Lima en arte?

Me parece que hay una falta de infraestructura en instituciones de arte. Aunque han venido surgiendo de manera auto gestionada no hay tanto apoyo estatal a lo contemporáneo. Aún hay una fragilidad para identificar a todos los agentes del mundo del arte actual como ciudad cultural que somos, Lima necesita igualarse a otras ciudades de Latinoamérica. Estuve en Art Bo y la oferta cultural de Bogotá está muy adelantada.

¿Cuál sería nuestra ventaja?

En el Perú no tenemos que inventarnos contenido, el asunto está en ver cómo generar un dialogo con lo que se produce hoy.

¿Qué suele hacer ahora que está de regreso?

Me gusta mucho comer en casa. Salgo principalmente al Hotel B que está lleno de arte cuando me quiero dar un gusto muy de vez en cuando. Me muevo entre exposiciones y nuevas galerías porque hay propuestas novedosas y ser percibe el interés por dinamizar la ciudad.

 

 

La entrada Gerardo Chavez-Maza: “Soy arquitecto y ahora me dedico a la curaduría” aparece primero en Millennials.

Read Full Article
Visit website
  • Show original
  • .
  • Share
  • .
  • Favorite
  • .
  • Email
  • .
  • Add Tags 

 

 

Francesco es un italiano que aterrizó en Lima hace 7 años para empezar a trabajar un proyecto de peluquería con su Padre. Hoy se le reconoce en las calles de Barranco como uno más de barrio y después de mucho trabajo ha logrado hacer de Senza Frontiera una realidad. ¡Lea!

 

¿Qué hace en Perú?

Hemos empezado en Perú con la escuela Senza Frontiera. Ese es el motivo principal por el que estamos aquí mi padre y yo. Hace seis años empezamos a dar cursos de peluquería para mujeres que son de bajos recursos y quieren independizarse, subir su autoestima y salir adelante. Quienes buscan un espacio donde salen de la cotidianidad y se encuentran con nuevos conocimientos.

Además de lo que aprenden sobre peluquería. ¿Qué otros beneficios observa de los cursos que enseña?

El simple hecho de entrar en contacto social con otras personas las hace crear amistades y fortalecer sus habilidades interpersonales. Además de que luego del curso pueden abrir sus propios negocios. El valor de sus futuras empresas son ellas y lo aprendido.

¿Qué opina del rubro en Perú?

Creo que es bastante informal, tenía una idea cuándo llegué pero ahora me doy cuenta que es informal al punto de que cualquier persona puede improvisar con ser peluquero. En Italia se tiene que hacer un curso formativo de tres años por ejemplo y hasta se debe sacar una licencia. Sin embargo esto va más allá de la licencia, lo importante es que uno se sepa profesional para sus clientes.

¿Cuál es el riesgo de no ejercer la carrera de manera profesional?

El cabello representa muchas cosas en la vida de las personas y cada uno lleva una relación distinta con este. Es riesgoso improvisar con algo tan importante para otros.

¿Qué es lo que aprendió en estos 6 años?

Cuando empecé a enseñar, la cosa que más fuerza me dio fue la pasión y las ganas de las personas. Muchas veces uno va a enseñar como profesor y hay gente que brinda la impresión de saber más que uno; pero en este caso fue muy lindo porque pasando la barrera de comunicación y de confianza, se logra crear un grupo unido con ganas de aprender.

¿Cuál fue esa barrera de confianza que tuvieron que superar?

Al inicio ellas pensaban que nosotros estaríamos allí 3 o 4 meses nada más como un proyecto social y luego adiós. Pasa a menudo que muchos proyectos entran y se van, las personas se sienten abandonadas o que han tomado provecho de ellas.

¿Cuándo decidió venir a Lima?

Nació con la idea de querer hacer una experiencia con mi padre en el trabajo. Pensé venir a Sudamérica luego de estar en Londres para probar y entender si la experiencia de enseñar me gustaría. Así me fui quedando a pesar de las dificultades del idioma al inicio.

¿Cree que sus alumnas tienen un cambio importante en su vida luego de sus clases?

Mucho más allá del tema de peluquería, su lenguaje corporal cambia y dejan de ser tímidas. Ya no tienen miedo porque se les ha creado la posibilidad de entrar en un grupo de la sociedad que produce sus propios ingresos. Y claro, muchas de ellas sí han abierto su micro empresa mientras otras trabajan con nosotros.

¿Tenían una hoja de ruta clara al empezar?

Sabíamos que queríamos enseñar y para mantenernos teníamos que trabajar; por eso comenzamos a atender en Barranco mientras seguíamos dando clases. La idea fue y es hacerlo en todo Sudamérica.

¿Qué le llama más a futuro, la peluquería o la educación?

Creo que la educación, porque todos los días que enseñas aprendes algo.

¿Qué es lo que más disfruta fuera de su trabajo con Senza Frontiera?

Viajar es la cosa que más me gusta en el mundo, es lo que más me da inspiración. Cualquier lugar, si lo sabes captar, te da algo, te transforma. De hecho me gusta viajar muy libre, no me gusta hacer tantos planes.

¿Qué próximo lugar le gustaría visitar?

Me falta todo Asia y África.

¿Cómo gestiona trabajar con tu padre?

Mi padre es mi mejor amigo. Viajamos juntos, trabajamos juntos y hasta tomamos cursos juntos. No tengo ningún tipo de conflicto. Eso sí, compartimos ideas y a veces discutimos pero creo que es justamente el trabajo lo que nos unió mucho. Él me ha enseñado a ver la peluquería de un modo distinto.

¿La peluquería fue siempre lo suyo?

Desde los 14 años ya tenía una noción. He tenido el pelo de varios colores desde esa edad porque me gustaba experimentar incluso con mis amigos del colegio. Íbamos en tren a otras ciudades a descubrir nuevas peluquerías, ver chicas guapas y tomar vinos locales.

¿Cómo disfruta de Lima hoy? 

Me gusta mucho Barranco, fue una suerte llegar ahí porque me enamoré de la ciudad. Me gusta salir a comer cerca al mar y correr tabla. ¡Aunque no son muy bueno con la tabla! Hay una buena escena con la música electrónica y además paro feliz con mi grupo de amigos en reuniones íntimas.

 

 

La entrada Francesco Giaquinta: “Mi padre es mi mejor amigo” aparece primero en Millennials.

Read Full Article
Visit website

Read for later

Articles marked as Favorite are saved for later viewing.
close
  • Show original
  • .
  • Share
  • .
  • Favorite
  • .
  • Email
  • .
  • Add Tags 

Separate tags by commas
To access this feature, please upgrade your account.
Start your free month
Free Preview